Todo ser humano necesita tener autoestima en todas las etapas de la vida.

La autoestima es una fuerza tan poderosa que los seres humanos terminamos sintiendo lo que sentimos que somos. Por eso la imagen que usted tiene de sí mismo no se parece a usted. Usted se parece a ella. Usted es lo que siente que es.

Una persona con alta autoestima se siente importante, valiosa, especial, ganadora, muy confiada en sus capacidades, merecedora de amor y aceptación, estos sentimientos positivos hacia sí misma la impulsan a actuar adecuada y exitosamente.

La persona que se siente bien consigo misma suele sentirse bien en la vida y con las otras personas y es capaz de afrontar  y resolver  los retos y las responsabilidades que la vida plantea.

Sentirnos llenos de proyectos avanzando hacia objetivos importante para nosotros los cuales a su vez reflejaban nuestras creencias y valores.

El conjunto de estos sentimientos se le llama autoestima, es decir cuánto valemos como personas a respetarnos a nosotros mismos y a sentirnos satisfechos como somos, esta admiración y afecto por sí mismo nace de la confianza que cada uno tenga en sus capacidades, integridad, valores y en sentir que merece ser amado.

Descubrir la importancia de la autoestima en la construcción de la propia vida, identificar las fortalezas y debilidades de cada uno.

La autoestima es un sentimiento sobre uno mismo que se va formando desde la concepción y continua construyéndose durante el resto de la vida.

La autoestima se basa en todos los sentimientos, pensamientos, sensaciones y experiencias que sobre nosotros mismos hemos ido recogiendo durante nuestra vida.

Una persona tiene autoestima alta cuando:

Está orgullosa de sus logros

– actúa con independencia-

-asume responsabilidades con facilidad

– tolera bien la frustración

– afronta nuevos retos con entusiasmo

– se siente capaz de influir en otros

– expresa diversidad de emociones y sentimientos.

Una persona tiene baja autoestima cuando:

-Desprecia sus capacidades naturales

-siente que los demás no lo valoran

– busca en los demás de sus debilidades

-se deja influir por otros con facilidad

– se coloca a la defensiva y se frustra fácilmente

– se siente impotente

– tiene    pobreza de sentimientos y emociones

 

Recent Posts